miércoles, 6 de diciembre de 2017

INTEGRACION DE LA FAMILIA DE NUESTROS HERMANOS DAVID Y KATHY


Momentos de gran alegría que contagiaron a nuestra congregación fué el conocer hace unas pocas semanas, a tres hijas de los cinco hijos del matrimonio formado por nuestros hermanos haitianos David y Kathy. Nuestros hermanos abrigaban humanamente la esperanza de ver a sus hijos en un tiempo aún a futuro, pero como nuestro Dios es misericordioso y compasivo, hizo que pudieran estar con sus tres hijas mucho antes de lo que esperaban. Nuestros hermanos llegaron a la ciudad de Iquique en busca de una nueva oportunidad de vida y comparten regularmente en nuestra congregación, deleitándonos con alabanzas en francés y creol. La hermana Kathy el Señor la está usando como un medio de integración hacia otros hermanos haitianos que han llegado y no conocen el español, por lo que rogamos sus oraciones para que el Señor bendiga y prospere su trabajo.

INICIOS DE LA OBRA DE LA IDDP DE IQUIQUE


Conversamos con nuestro pastor Zenón Aburto acerca de los inicios de la Iglesia de Dios Pentecostal en la ciudad de Iquique, desde lo más rudimentario hasta llegar a lo que es hoy gracias a la gracia del Señor Jesús y el esmerado esfuerzo desde la primigenia hermandad hasta la congregación actual.

TESTIMONIO MINISTERIAL DEL PASTOR ZENON ABURTO DE LA IDDP DE IQUIQUE


En esta oportunidad hemos querido presentar de primera mano el testimonio ministerial de nuestro pastor Zenón Aburto, quien nos relata de qué manera Dios le llamó al pastorado de manera muy atípica, sin haber pasado previamente por el periodo de hermano. Esperamos les sea de bendición el poder conocer este testimonio, y de cómo solo con la ayuda del Señor este sirvo pudo salir adelante.

viernes, 13 de octubre de 2017

PELICULA CRISTIANA "PACTO DE VALIENTES" (CORAGEOUS)

PELICULA CRISTIANA "PACTO DE VALIENTES" (CORAGEOUS).


Esta película cristiana nos muestra el compromiso de hombres de Dios con los altos preceptos bíblicos  a fin de mostrar que la genuina fe es aquella que se compromete con el Señor de forma íntegra, no solo de manera intelectual sino vivencial.

La recomiendo a todos aquellos que busquen una motivación para amar cada día más a sus respectivas familias y, por ende, a su entorno.

martes, 21 de mayo de 2013

Confraternidad de Jóvenes en Iquique

Gracias a la inefable ayuda de nuestro Señor Jesucristo se llevó a cabo la Confraternidad de Jóvenes en la Iglesia de Iquique, programada por el Avance Juvenil. Con la destacada participación del Espíritu Santo, quien nos mostró la manera gloriosa en que puede utilizar las vidas de los jóvenes y señoritas que le buscan. Para ver las fotografías del evento, ingrese a: IDDP DE IQUIQUE EN FACEBOOK

lunes, 12 de noviembre de 2012

LA AUTOESTIMA EN EL CREYENTE.

Los ancianos de la Iglesia apostólica sabían que Pablo no era hombre interesado en sí mismo, ni manipulador. Los que sirven al Señor en algún oficio en forma aceptable y provechosa para el prójimo, deben hacerlo con humildad, y olvidarse de su propio bienestar por amor a las almas.

No quiere decir esto que debemos abandonarnos a nosotros mismos, sino que en la elección de vida que tenemos por delante, debemos estar dispuestos a dejar pasar muchas cosas que pudieran ser en nuestro beneficio, por amor a las almas.

La autoestima, una filosofía enseñada profusamente hoy en día en seminarios de autoayuda, en charlas sociales, y otras eventualidades, si bien en la práctica pueden llegar a ser beneficiosas para muchas personas que padecen abusos, bulling, o son objeto de menoscabo, para levantar del polvo su alicaído valor, que es lo que se busca. Sin embargo, para un cristiano, como comenzábamos diciendo, una alta autoestima es algo contrapuesto a las Sagradas Escrituras por sí misma.

¿La razón? Lucas 17:10 Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.

¿Acaso podremos objetar a esto algún razonamiento, puesto que son palabras dichas directamente por nuestro Señor y Salvador? El contexto mismo lo respalda: Lucas 17:7- 10. Puesto que explica los deberes de un siervo, y lo que este puede esperar en base a lo que ha realizado como parte de su labor de siervo. Y nótese que esta labor (de cada cristiano), no está supeditada a las cuatro paredes de la Iglesia, ni a las relaciones interpersonales entre la familia y la congregación solamente, sino a la vida toda. No podemos desprendernos de nuestro deber por un recreo ni pequeño ni grande en el ejercicio de nuestra mayordomía cristiana.

Por esto mismo el Señor, a través del apóstol Pablo, nos habla sobre cosas tan claras como la comida o bebida: 1Corintios 8:13 Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano. ¿Qué pues, quiere decir esto?. Es sencillo, que debo estimar a los demás como SUPERIORES A MÍ MISMO, por amor a Cristo, quien ama esas almas. Ni siquiera es por amor a mí mismo.

Por eso mismo, en el evangelio NO EXISTE LA AUTOESTIMA, sino la estima. El estimar y valorar a los demás al punto de renunciar a nuestros propios deseos o derechos a fin de que ellos puedan tener un buen ejemplo de la obra que Cristo ha realizado en mi vida, a fin de que ellos sean acercados al Señor Jesucristo por este amor que el mismo Dios ha puesto en nosotros. Amor tan distinto al humano que es capaz de entregar su propia vida por amor a los demás.

¡Qué difícil!..., ¿verdad?.

Pablo mismo, pudiendo atribuirse a sí mismo una alta autoestima en razón de su ministerio, de sus sacrificios, de su importancia como maestro en la Iglesia primitiva, señala: Hch 20:24 Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

Él era un predicador simple , uno que decía el mensaje para que se entendiera. Él era un predicador poderoso , predicaba el evangelio como testimonio a ellos si lo recibían, pero como testimonio contra ellos si lo rechazaban. Era un predicador de provecho , que tenía la mira de informar sus juicios y reformar sus corazones y vidas. Era un predicador sufrido , muy esforzado en su obra. Era un predicador fiel , que no se reservaba los reproches cuando eran necesarios, ni dejaba de predicar la cruz. Era un predicador verdaderamente cristiano evangélico , no predicaba de temas o nociones dudosas, ni de los asuntos de estado o el gobierno civil; predicaba la fe y el arrepentimiento. No puede darse un mejor resumen de estas cosas sin las cuales no hay salvación: el arrepentimiento para con Dios, y la fe en nuestro Señor Jesucristo, con sus frutos y efectos. Ningún pecador puede escapar sin ellos, y nadie quedará fuera de la vida eterna con estos.

Que no se piense que Pablo se fue de Asia por miedo a la persecución; él estaba esperando problemas, pero resolvió seguir adelante bien seguro de que era por mandato divino. Gracias a Dios que no sabemos las cosas que nos sucederán durante el año, la semana, o el día que ha empezado. Para el hijo de Dios basta con saber que su fuerza será igual a su día. No sabe ni quiere saber qué le traerá el día por delante. Las influencias poderosas del Espíritu Santo enlazan al cristiano verdadero con su deber. Aunque espere persecución y aflicción, el amor de Cristo le constriñe a seguir. Ninguna de estas cosas sacó a Pablo de su tarea; no le privaron de su consuelo. La actividad de nuestra vida es proveer para una muerte gozosa.

¡Qué diferencia con muchos pseudolíderes de hoy en día! Hombres que se atribuyen a sí mismo derechos, prerrogativas y beneficios a sí mismos, porque consideran que SON DIGNOS. Personas que no viven para el avangelio, sino que pretenden que el evangelio sea en su propio beneficio y también usufructúan del mismo. Y esto a nivel de grandes plataformas ministeriales, como también en pequeñas congregaciones donde existen hombres que nunca han sido llamados por Dios a esos ministerios, sino que su sola “autoestima” y sobrevalorada opinión de sí mismos los ha llevado a levantar “una obra” extraña, basada en sí mismos y no en Cristo ni en el Espíritu Santo.

Si profundizamos más en esto, podemos mirar a padres de familia gritones, abusadores, ásperos, sin afecto natural. Que tienen a sus esposas como unas esclavas, una especie de Geishas, dispuestas a satisfacerlos las 24 horas del día porque ellos “SON LA CABEZA DEL HOGAR”. Y no miran a la cabeza de la Iglesia, que es Cristo, quien SE ENTREGÓ A SÍ MISMO POR NOSOTROS. ¡Qué gran diferencia!, ¿no es verdad?

¿Qué sería del profeta Jeremías si hubiera atendido a su autoestima en el ejercicio de su ministerio? Jeremías 20:9 Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude.
Exacto. No tendría porqué haber soportado tanto menosprecio y persecusión aún de su propia familia, pero no hubiese podido ser un siervo de Dios.


¿Y si Isaías hubiese señalado: “Yo estoy capacitado para esto”? Sin embargo, leemos: Isaías 6:5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

En fin, amados, podemos escribir un libro sobre este tema, pero lo claro es que la autoestima no es algo que agrade a los ojos de Dios, si no el estimar a los demás, aún en desmedro de sí mismo, como beneficiarios del amor de Dios. Lucas 14:26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.

Finalmente, si alguien ha de valorar algo de sí, esto no es ni más ni menos el que Dios haya venido a morar en su corazón, para dirigir su vida en beneficio del reino. Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

2 Corintios 6: “…como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo.”
Bendiciones.

© pejc ministren, 2012.